7 de septiembre de 2008

Técnicas de Grabación: Microfoneo de Instrumentos IV

Técnicas de par casi-coincidente

El término casi-coincidente es utilizado para describir una clase de técnicas en las cuales un par de micrófonos son puestos lo suficientemente cerca, de manera tal que sean coincidentes para las bajas frecuencias, pero lo suficientemente separados para tener un retardo apreciable entre los canales para la localización de la fuente sonora en las altas frecuencias.

La importancia de las técnicas casi coincidentes, es que muestran buena localización, combinada con sensación de profundidad. No es recomendable el uso de ésta técnica para el balance cerrado de solistas en un ensamble, ya que pequeños movimientos de la fuente sonora pueden producir cambios importantes en la imagen. Los sonidos provenientes de los extremos izquierdo o derecho pueden ocasionar problemas de sumatoria en Mono, debido al retardo entre canales.

O.R.T.F.
Nombre de la “Oficina de radio difusión y televisión francesa”, la configuración O.R.T.F. mostrada en la figura 1 consiste en dos micrófonos caridades orientados hacia afuera de la línea central con un ángulo de 110º y una separación de cápsulas de 17 cm.

Figura 1: Configuración O.R.T.F.

N.O.S
Adoptado por la “Organización Holandesa de Broadcasting”, el estándar N.O.S consiste en dos micrófonos cardioides orientados hacia afuera de la línea central con un ángulo de 90º y una separación de cápsulas de 30 cm. como se muestra en la figura 2

Figura 2: Configuración N.O.S.

Faulkner
Desarrollada por el ingeniero inglés Tony Faulkner, la configuración Faulkner utiliza dos micrófonos bidireccionales apuntando directamente hacia la fuente sonora y con una separación de 20 cm. Esta técnica puede combinar la coherencia de la técnica Blumlein con el “espacio” producido por las diferencias de tiempo resultantes de la separación entre los micrófonos. Faulkner recomienda que el par de micrófonos debe estar ubicado más lejos de la fuente que otras técnicas casi coincidentes, ya que esto proporciona un balance más natural entre los sonidos directo y reverberante.
Figura 3: Configuración Faulkner.

Existen otras técnicas de microfoneo de par casi coincidente que son utilizadas en forma frecuente. Estas son:

+ Madsen-Shadow: consiste en dos micrófonos bidireccionales, dispuestos con un ángulo de 90º entre ellos y con una separación entre 30 y 50 cm. Entre los micrófonos se ubica una pantalla absorbente.

+ Borud-Shadow: consiste en dos micrófonos omnidireccionales con una pantalla absorbente entre ellos, y separados a una distancia de entre 20 y 25 cm.

+ Olson Stereo: Esta técnica consiste en dos micrófonos hipercardioides separados 4,6 cm y con un ángulo de 135º.

+ DIN: consiste en la utilización de dos micrófonos cardioides separados a una distancia de 20 cm y con un ángulo de 90º

Técnica Binaural
La técnica binaural fue pensada especialmente para la ejecución mediante auriculares. Se configura utilizando dos micrófonos omnidireccionales ubicados en los oídos de una cabeza de maniquí, para simular el sonido recibido en la posición del oyente. Esta técnica puede ser muy realista, proporcionando una buena sensación en los planos horizontal y vertical. Desafortunadamente, éstas características no se pueden reproducir mediante parlantes.

Micrófono de campo sonoro
El sistema de micrófono de campo sonoro fue desarrollado por Calrec Audio Ltd., siguiendo un razonamiento teórico de Michael Gerzon, bajo la dirección del National Research Development Council en Inglaterra. Es un sistema multimicrófono, que emplea cuatro micrófonos en un mismo chasis. A través de una manipulación electrónica, las cuatro señales pueden ser convertidas en señales estéreo (L-R) convencionales y en señales de sonido surround especiales.

En su forma original, las cuatro señales son derivadas desde los cuatro elementos de micrófono, dispuestos en forma de tetraedro casi coincidente. Sus salidas son electrónicamente procesadas para producir:

1. Una componente omnidireccional (W) referida a la presión de la onda sonora en el micrófono.
2. Una componente de gradiente de presión referida a la información vertical (arriba/abajo) de la onda sonora (Z).
3. Una componente de gradiente de presión referida a la información lateral (izq./der.) de la onda sonora (Y).
4. Una componente de gradiente de presión referida a la información lateral (frente/posterior) de la onda sonora (X).

Estas señales coincidentes virtuales son codificadas en una señal de formato B, que contiene toda la información horizontal, vertical y de presión. La señal de formato B puede ser almacenada en cuatro pistas de una cinta para una posterior post-producción, o puede ser procesado inmediatamente en señales estéreo, cuadrafónicas o ambisónicas. Además, el control electrónico del sistema Soundfield permite al usuario variar todos los parámetros (ángulo, inclinación, patrón direccional, imagen estéreo, etc.). Esto puede ser realizado sin tocar la posición micrófono, y puede ser hecho después de la sesión de grabación, desde la grabación en la fase de post-producción.
Figura 6.17. Cápsulas del Soundfield dispuestas en tetraedro, representando las tres dimensiones.