21 de febrero de 2009

Técnicas de microfoneo aplicadas: Intrumentos de Percusión - Parte II

Microfoneo de OverHeads
Uno o más micrófonos son necesarios para reproducir, detalladamente, las transientes de alta frecuencia de los platillos, y para proveer un sonido del conjunto de la batería. Debido a las transientes, usualmente se eligen micrófonos de condensador por las características de su respuesta en las altas frecuencias. A pesar de que la elección de la posición de los micrófonos es muy subjetiva, existen dos métodos muy populares: el posicionamiento de 3 a 1, y el coincidente.

Figura 1. Posicionamientos típicos de micrófonos para overheads.

Para obtener una imagen estéreo más amplia cuando se utiliza un par en posicionamiento de 3 a 1, deben apuntarse los micrófonos un poco hacia afuera. En el caso que se presenten problemas de fase, debidos a la diferencia en los tiempos de llegada de las ondas sonoras a cada micrófono, puede intentarse la ubicación de los micrófonos en un arreglo de par coincidente X/Y. De ésta manera se mantiene la imagen estéreo, y como los sonidos llegan casi al mismo tiempo a ambos micrófonos, se elimina el problema del desfase.

Microfoneo mínimo
El microfoneo mínimo esta relacionado muchas veces con las razones económicas de las grabaciones no profesionales, pero en otras ocasiones, puede estar ligado a los motivos estéticos involucrados en esta técnica. Mucha gente opina que el sonido grabado o amplificado de la batería es más realista, cuando unos pocos micrófonos son ubicados y balanceados cuidadosamente. Por ejemplo, esto es generalmente así en las grabaciones de Jazz.

Para realizar una disposición mínima de micrófonos, que combine el control sobre los elementos con una toma balanceada de toda la batería, se puede ubicar un micrófono de calidad, dinámico o de condensador entre el tambor y el Hi-Hat, un micrófono de rango extendido en las bajas frecuencias para el bombo, y un micrófono condensador para el overhead. Si la imagen estéreo es importante, pueden utilizarse dos micrófonos condensadores de calidad en el overhead.
Figura 2. Técnica de posicionamiento mínimo de micrófonos.

Microfoneo Distante de la batería
Las técnicas de microfoneo distante para batería se transformaron en una herramienta adicional para obtener un sonido más lleno, potente y ambiental. Estas técnicas, que pueden emplearse como complemento o en lugar de las técnicas de balance cerrado, consisten en algunas de las siguientes:

+ Ubicar un par de micrófonos espaciados a una distancia entre 3 y 6 m en frente a la batería. + Ubicar un par de micrófonos coincidentes X/Y o Blumlein a una distancia entre 3 y 6 m en frente a la batería. + Ubicar un par de micrófonos Boundary, del tipo PZM en las paredes más grandes de la sala. Esta técnica es muy dependiente de la acústica de la sala. Para mejores resultados cuando se graba una sola fuente sonora, se puede utilizar un micrófono omnidireccional.

Instrumentos de percusión melódicos

Xilofón y Vibráfono
La técnica más común para los instrumentos de percusión afinados, es ubicar dos buenos micrófonos de condensador a una distancia entre 40 y 50 cm sobre el instrumento, y separados por poco más de 1 m. Aunque las técnicas coincidentes eliminan los problemas de fase, éste arreglo provee una buena cobertura y una excelente imagen estéreo. El microfoneo desde abajo da un sonido menos definido y toma más ambiente.

Timbales
Los timbales son los instrumentos de percusión por excelencia de la música clásica. Son capaces de mantener “rulos” de baja frecuencia, y dar fuertes sonidos con mucho ataque y tono.
Como la membrana tensa trabaja en conjunto con el cuerpo del timbal para producir su sonido total, estos instrumentos suenan mejor cuando son tomados con el micrófono a una distancia mayor de 40 cm. Estos instrumentos son ejecutados en grupos de dos o cuatro, y cada par puede compartir un micrófono con el fin de eliminar los problemas de fase.
Figura 8.4. Posicionamiento cercano típico para los timbales.

Steel Drum
Al igual que el timbal, el steel drum no suena bien cuando es tomado desde muy cerca. Es preferible microfonear el steel drum a una distancia de 40 cm o más sobre el instrumento. Buena parte del sonido del metal se irradia hacia abajo, por lo tanto, se puede obtener más de éste sonido metálico, ubicando un micrófono por debajo del instrumento a unos 30 cm, apuntando hacia arriba.

Conga y Tumba
La conga y la tumba son instrumentos de un solo parche, que difieren en el diámetro. Pueden microfonearse con un sólo micrófono en el centro ubicado a una distancia entre 15 y 30 cm. Sin embargo, para tener más control sobre el sonido deben microfonearse individualmente. Existen dos formas básicas de colocar los micrófonos. En una de ellas, con los micrófonos entre los instrumentos, se ubican cerca del parche entre 5 y 10 cm por encima y apuntando hacia el centro de cada parche. Esto da un sonido seco, con más ataque del parche y menos resonancia del cuerpo. La otra forma, consiste en ubicar los micrófonos fuera del ámbito de los parches, apuntando hacia adentro, a una distancia entre 25 y 35 cm. Para éste caso es preferible el uso de dos micrófonos de condensador, que puestos de ésta manera dan un sonido definido, pero más natural y con más cuerpo.
Figura 4. Una de las formas de posicionamiento típico de micrófonos para las congas y tumbas.

Dentro de éste tipo de instrumentos de percusión se encuentra el bongó. Para microfonear el bongó se pueden utilizar dos micrófonos, pero usualmente se utiliza un micrófono entre los dos cuerpos a una distancia entre 10 y 20 cm sobre el instrumento.

0 comentarios: